Notre Dame volvió, y no había nadie

Cambia un mundo que no es nuestro, con pelaje del 18 en la retina, sin más presencia divina de la que vemos; sangre en las espinas de un Nazareno,   al que han rezado este año sin mantilla. Los profesores han dado clase, en habitaciones vacías, las coronas en cuarentena en palacio, y La República … Sigue leyendo Notre Dame volvió, y no había nadie