Estela blanca en la noche,

 ánima empoderada,

desvaneces en mis sueños

mientras rozas con tus alas

los pocos recuerdos e historias

de mi memoria gastada.

Cuéntame cuantas noches viniste a mi ventana.

Cuéntame cómo olía en los sueños que soñaba,

 donde estabas en los días y las pocas madrugadas

que al trasluz  no aparecías misteriosa y bella alada.

Ejemplo de malos augurios

en mí despiertas añoranza

y me haces sentir a gusto

al recordar mi  lejana infancia.

Dime por qué ha cambiado todo,

mientras todo anhelo y no anhelo nada.

Mi juventud anciana y postrada

apaga mis noches de agosto.

Lagunas de agua salada

vertidas en las cicatrices

 de mis recuerdos rotos.

– Raúl Villaseca

3 comentarios sobre “El único recuerdo que tengo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s